Si Dios lo quiere… Yo también

S/.11.00

Qué difícil es aceptar la voluntad de Dios. Sabemos que es perfecta, que Él siempre desea lo mejor para nosotros, pero cuesta tanto comprenderlo. Cada cierto tiempo parece que Dios nos poda como el jardinero poda un arbusto, para fortalecernos y aumentar nuestra confianza. Son los momentos de adversidad. Sólo queda abandonarnos en sus brazos paternales y decirle con serenidad: “Si Tú lo quieres, yo también”.

50 libros en stock